Quantcast
http://platanocelular.com
Agrodosa
Viernes 21 de Septiembre del 2018

Pared Pérez oficializa su aspiración presidencial

El presidente del Senado, Reinaldo Pared Pérez, oficializó ayer sus aspiraciones  de convertirse en el candidato presidencial del Partido de la Liberación Dominicana (PLD) en las elecciones del 2020.

Al hablar a la Nación por una cadena de radio y televisión, Pared Pérez, quien es secretario general del partido oficial, proclamó su disposición de encabezar “la fórmula que haga posible que el PLD alcance la cima por sexta ocasión en mayo del 2020”.

 

Esta es la segunda ocasión que el veterano dirigente del partido  morado anuncia sus aspiraciones presidenciales, ya que en el tramo inicial de la pasada campaña electoral, aplazó su proyecto político para apoyar la repostulación del presidente Danilo Medina. Por eso, el Comité Político del PLD escogió a la entonces vicepresidenta Cristina Lizardo para que lo sustituyera en la presidencia del Senado, a donde regresó un año después.

Pared Pérez es senador por el Distrito Nacional, presidente del Senado y secretario general del PLD. En su larga trayectoria política ha sido diputado y regidor por el Distrito Nacional.

Fue delegado del PLD ante la Junta Central Electoral  y por mucho tiempo vocero del Bloque de Regidores del PLD en el ayuntamiento de la capital.

El discurso
A continuación el texto completo del discurso:

En cinco períodos de gobierno del PLD, la más grande y exitosa agrupación política del país, dirigidos por los compañeros Leonel Fernández y Danilo Medina, hemos alcanzado el mayor grado de desarrollo en la historia de la República Dominicana.

Ese crecimiento económico se ha sostenido en un marco de estabilidad y confianza, que ha sido el sustento en la promoción de una gran inversión local y extranjera, en todos los aspectos de la vida nacional.

La educación ha sido el pilar de la obra de gobierno del PLD, experimentando una verdadera revolución educativa, con programas de capacitación a los maestros y la inclusión en la tanda extendida de más de un millón de estudiantes, algo jamás visto en la historia de la escuela pública del país.

Nuevos y modernos hospitales dignifican la condición humana con atención y equipamiento que compiten con los grandes centros hospitalarios del sector privado y del mundo.

El avance en el sector agropecuario es de una trascendencia significativa, con un desarrollo tecnológico para el consumo interno y las exportaciones, brindando, con las visitas sorpresa, nuevas oportunidades a nuestros productores y productoras.

Somos los constructores del Metro y el Teleférico de Santo Domingo, dentro de un acertado plan estratégico de movilidad urbana sostenible.

Los proyectos habitacionales como la Nueva Barquita, Boca de Cachón y la Ciudad Juan Bosch, han aumentado la calidad de vida de los que antes sufrían las inclemencias del hacinamiento y de la demandante clase media.

Nuevas carreteras, el sistema nacional de emergencias 9-1-1, de altísimo impacto en la población, y el irrefutable ejemplo de transparencia con la emisión del decreto 15-17 para el cumplimiento y control del gasto público, creando el portal de Compras y Contrataciones del Estado.

El Partido de la Liberación Dominicana, fundado por Juan Bosch, ha logrado mejoría y bienestar, sacando de la pobreza y mejorando la vida de centenares de miles de dominicanos, realidad irrefutable, valorada, y en muchos casos emulada por países del área y del resto del mundo.

Pero, a pesar del extraordinario desarrollo, aún confrontamos grandes desafíos. Y no tengo la menor duda de que sólo el PLD puede seguir enfrentándolos y ganar la batalla contra la pobreza que aún sufren millares de dominicanos.

En el deseo de los simpatizantes y miembros del partido se plantea hoy la postulación de un candidato que represente la renovación y la unidad, que garantice, además, la continuidad en el Gobierno, el desarrollo y la prosperidad de todos los dominicanos.

Hoy me dirijo a ustedes para anunciar mi firme propósito de trabajar incansablemente, como lo he hecho desde todas las posiciones que he ocupado en el PLD y desde el Estado, con la ayuda de Dios, mi familia y de todas y todos los dominicanos, obtener el más alto honor que pueda recibir alguien que ha dedicado su vida al servicio de los demás: el honor de ser en el 2020 el Presidente de todas y todos los dominicanos, y así, con el triunfo de un PLD unido y renovado, continuar guiando al país por el camino del progreso y el bienestar.