Quantcast
http://platanocelular.com
Jueves 15 de Noviembre del 2018

Johnny Ventura dice “Ahora, cuando los dueños de emisoras ven un merenguero es como que ven el demonio”.

Durante el coloquio el “Papel de la radio y la televisión en la difusión del merengue en la República Dominicana”, presentado en el Centro Cultural de las Telecomunicaciones Álvaro Nadal (CCT-Indotel) se reveló que a partir del 1970, la radio dominicana se convirtió en la mejor plataforma de lanzamiento del merengue para conseguir el éxito a nivel nacional e internacional. 

El CCT presentó este coloquio con la participación del merenguero Johnny Ventura, el abogado y locutor Rubén Darío Aponte y el sociólogo e historiador José Del Castillo Pichardo, en el marco de la declaración de la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO), en su veinticuatroava convención, que declaró el merengue, Patrimonio Cultural Inmaterial de la Humanidad.



En este escenario, se destacó que fue tanto el apoyo de la radio emisora para este ritmo musical nacional, que llegó a tener el control de la promoción de las orquestas merengueras del país.
Aponte: apoyo de emisoras fue total.


El locutor Rubén Darío Aponte destacó en su ponencia que los propietarios y directores de radio emisora y la televisión mantuvieron una relación personal con los directores de orquestas, que resultó en una alianza entre ellos, donde el grupo merenguero que no sonaban en la radio no era contratado a nivel nacional e internacional.

“Y eso se los debemos a emisoras como: Radio Popular, Radio Clarín y Radio Universal, entre otras, que en las décadas de los 70 y 80, se preocuparon por promover el merengue, asimismo habían promotores muy destacados como José Tejeda, que realizaba todos los años en la fecha de la Independencia Nacional un festival en la ciudad de Nueva York”, recordó Darío Aponte.

Destacó también que la televisión fue primordial para promover el merengue, y puso como ejemplo el tradicional y emblemático Show del Medio Día, que se convirtió en un nicho para las orquestas merengueras.

Merengueros perdieron influencias en emisoras que ahora lo sen como al demonio.

De su lado, el merenguero Johnny Ventura corroboró la defensa de las emisoras de radio en el país y su apoyo a la difusión del merengue dominicano, pero se enfocó en la destacada emisora La Voz del Yuna, instalada en el 1940 en el municipio de Bonao, que posteriormente fue trasladada a la capital y se llamó en ese entonces La Voz Dominicana.

Manifestó que en esa época, La Voz Dominicana se preocupaba por educar a los cantantes de los géneros musicales que se tocaban en el país, con énfasis en los merengueros típicos, que era la proliferación que había en ese tiempo, hasta el punto que los merengueros tenían que estudiar locución. 

El merenguero Johnny Ventura puntualizó que la radio y la televisión dominicana influenciaron mucho en la promoción del merengue, y admitió que si en apoyo de la radio y la televisión dominicana, los hoy destacados merengueros famosos no habían podidos llegar a lograr esa fama que hoy tienen.